jueves, 24 de mayo de 2012

Siste viator

Detente, viajero. Contempla el mar y el muro de piedra, que va cayendo, como cayeron tantos sueños que el tiempo y el rencor sepultaron. Piensa en la magia. Resuelve ser honrado y valiente. Y no ignores el destino de aquellos que se rebelaron contra la agonía de las nubes. Sé uno de ellos. Más allá del breve camino entre precipicios y galernas, una breve cabaña hallarás, que una habitacíon encierra. Y si te atreves a pasar, te mostraré que hallarás cuando cruces la puerta.

La habitación es austera, y apenas filtra el sol. Y cada puerta es una caída de algún abismo anterior, entre ardiente oscuridad y ecos de magia, chirriando para romper la conciencia. Puedes caer sobre una ciudad costera, que alberga un palacio de cristal que impide mirar a las muchedumbres rencorosas, condenadas en sus casuchas de barro, dedicados a la dura tarea de alimentar al señor del palacio, y ninguno de los cuales ha visto el rostro siquiera del más humilde de sus sirvientes. Sus costas marinas, escarpadas y fieras, como un predador acechado. Puedes flotar por encima de tu propia conciencia, ser tu propio angel, amansar tu bestia interior y contemplar el reino que antes de nacer, fijado estaba para ti, y que quizá obtengas. Incluso se mostrará, si deseas, como hubieras sido, si hubieras seguido otra vereda que creíste peor y que quizá...¿qué destino me espera en la dirección que no tomo? que se te mostrará, si lo deseas.

Puedes mirar a la cara de un dios que cuando era poderoso entre las naciones, rompió la soberbia de las olas, su creación inacabada y su rugido que nadie oirá más allá de aquí. Puedes experimentar el vacío del absoluto. Puedes conocer el nombre de las plantas de la selva y de las aves. Sentir que la lanza te atraviesa, y despiertas, la espesura antes del momento postrero, la decadencia del ocaso y la maldad indiferente del cielo estrellado, que no es tuyo, aunque las voces te susurren que fue colocado para alabarte. Pero puedes viajar a ellas. A su vacío sórdido, a su consuelo extraño. A esa luz mentirosa que no refleja una verdad. Pero puedes viajar a ellas.

Entra y contempla la gran corte del sultán y el terror de sus fieras lejanas, con dientes como puñales. Sé el sultán, su favorita, su visir taimado, su habitación repleta de lujos vanos, su muerte que teme, o su placer esquivo y encerrado. Sé el abanderado en la batalla, con el espíritu inflamado de una sensación demente resuelto a no dar ni pedir tregua. Sólo correr hacia el enemigo y encontrarse con sus filos y caer...caer al traspasar otra puerta al azar. Besos de fantasía. Discusiones apremiantes oídas tras la pared, con vergüenza. Miradas de condenados. Lenguas que osan hablar, aunque no hagan nada con sus manos. Conocerás con súbita clarividencia la ciencia y el arte. Enjambres de átomos te poseerán y viajarás hacia la esencia de la realidad. Políticos perspicaces y honestos, prohombres de las patrias, todos escribieron para ti. Augures que leen tu futuro en el filo de un sable, sangrando tus entrañas. Menús que fueron populares en una barriada de París entre casas ruinosas y la revolución flotando. Proyectos de tus viajes se convertiran en realidad, resumidos en un verso. "Yo viajé en el Transiberiano, y fui acunado por la mano leve de la nieve plácida". Verás, si quieres, un mapa de dragones, y portentosas fieras, guías para el sonámbulo que atraviesa los días a través de la llanura. Crecerán cordilleras frente a tu ventana, y las cumbres te llamarán. Caerás al llegar, de nuevo. Serás galerista, artista, marchante y excéntrico comprador. Olvidarás que el arte es un juego de espejos y serás otra pieza. Compondrás canciones populares que tu gente adoptará. Vivirás sobre una columna. Bucearás hasta simas innacesibles, y tus iluminadas manos sonreirán al convocar las maravillas y verlas.

Tienes bibliotecas de paredes hexagonales que asemejan almenas para ti, salas repletas de sepulcros donde huele a miel y a la cera donde grandes reyes del pasado trataron de vencer al olvido. Allá estás tú también, que ahora lees, antes de nacer, olvidando, con la misma dificultad con que aprenderás después reglas y picardías. En un barco de guerra perseguirás a alguien que eres tú, con diferente alma y con la cara distinta. Sentirás entre los ecos guerreros de la habitación el frenesí del perseguidos y el pavor de la víctima. Y te matarás, después, para volver a nacer, convertido en quimera. Quizá tus llamas incendíen y destruyan de nuevo la biblioteca. Pero, como la doctrina de los místicos, es eterna, aunque nada quede. Tu propia eternidad será mostrada. Y tu fragilidad pavorosa. Y tu fuerza, y tus lágrimas de pérdida. Profecías impetuosas te aturdirán. Tormentas que iluminan una escalera sin fin, pero a cada peldaño más estrecha. Caerás y renacerás. El ciclo debe ser completado, aunque sea una espiral moviéndose en las ondas del agua. Verás aún muchas más cosas, que mi imaginación ni sospechar puede siquiera.

Y si al final, vencedor refulgente como eres, más sabio y más sutil, entenderás lo que significan todas estas palabras. No te detengas, viajero. Abre las puertas.




31 comentarios:

  1. Una prosa poética digna de una novela histórica o tal vez de un viaje en el tiempo, no sé si representa el pasado o lo que está por venir. En cualquier caso, el tiempo parece transcurrir en un bucle cíclico.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La intención era hablar de un sitio donde la imaginación es tan importante y la conciencia se rige por leyes tan desconocidas que el tiempo no existe.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Pienso en saltar desde el acantilado sabiendo que puedo desplegar mis alas y volar hasta casi rozar esas olas y remontar....como es la vida...Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que sientas ganas de desplegar tus alas. Esa era la intención :)

      Eliminar
  3. Madre mía, Explorador. La sangre de la inspiración lo mancha todo.
    Gran texto, colega. Me ha evocado a los Doors, a Kavafis y a mil cosas más. Que tono Menuda habitación.
    Me voy con la vida metida entre palabras.
    ¡Ave!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad es que pensé en la famosa frase de William Blake acerca de las puertas de la percepción que motivaron a los Doors a ponerse ese nombre :) Muchas gracias, ¡un abrazo!

      Eliminar
  4. Me has teletransportado, en el espacio y en el tiempo... ¡Gracias, Explorador! Abre las puertas. Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta, y las pueras de este sitio están abiertas para ti, así que nos vemos :)

      Eliminar
  5. Hola! Paso para decirte que cambié la dirección de mi blog:3 Ahora es: cicatricesquelleganhastaelalma.blogspot.com
    Hope you like it (again) :)
    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, lo visitaré y lo pondré en la lista de blogs ;)

      Eliminar
  6. Me perdido entre tantas descripciones, la verdad; pero también es cierto que me he quedado tan ensimismado evocando todo eso que narras que no le busqué el por qué a nada. Precioso.

    ¿El título a qué viene?

    --------------------------------------------

    Unas cuantas señalizaciones entre comillas:


    Y si te atreves a pasar, te mostraré "que" hallarás cuando cruces la puerta.

    Incluso se mostrará, si deseas, como hubieras sido, si hubieras seguido otra vereda que creíste peor y que quizá...""¿"que" destino me espera en la dirección que no tomo? "quí" se te mostrará, si lo deseas.

    Quizá tus llamas "incendíen" y destruyan de nuevo la biblioteca.

    El ciclo debe ser completado, aunque sea una espiral "movíendose" en las ondas del agua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las precisiones, ahora corrijo. Me alegra que te guste :) El título viene a raíz de un correo que me mandan con etimologías de palabras, y luego añaden alguna expresión latina. Leí esta y me pareció tan evocadora que creí que podría escribir algo tomándola como punto de partida.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Me ha encantado Explorador, que fluidez chico, he respirado fantasia, sueños, evocaciones. Un lujo leerte.
    Un beso...bueno uno no, muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Un lujo saber que te ha gustado...anima ;)

      Besos :)

      Eliminar
  8. Tremendo. Poético. Todo un acicate para hollar caminos. Qué que nos depara el destino en las direcciones que no tomamos: no podemos saberlo. Ni queremos. O nos invadirá la frustración. Lo importante, al fin y al cabo, es tomar caminos.
    Un beso
    Me has dejado flipada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es elegir algo, aunque signifique renuncar a otras cosas...ay, cuanto me ha costado entenderlo...y aún hoy, cuanto me cuesta... Besos, y gracias :)

      Eliminar
  9. No me detendré. Seguiré el camino. Pasaré tus puertas y buscaré más allá de tantas semblanzas y sueños. Buscaré el mío propio. No en vano es el camino que transito y con haciéndolo me basta. Nada más espero. Estoy en ello. Un abrazo Explorador. Tu prosa podría formar parte de una gran novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te detengas :)Todos estamos en ello, así que en alguna parte nos encontraremos...muchas gracias, un abrazo :)

      Eliminar
  10. Así lo haremos: abriremos las puertas, soñaremos, viajaremos aquí y allá y disfrutaremos de la realidad al máximo.

    Magnífico texto, Explorador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí ;) Llegaremos a conocer algunos de los muchos mundos que viven en este. Gracias :) y mucho ánimo con tu novela :)

      Eliminar
  11. Así lo haremos: abriremos las puertas, soñaremos, viajaremos aquí y allá y disfrutaremos de la realidad al máximo.

    Magnífico texto, Explorador.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Joooooooooooder, Explorador!! Qué flipe de texto, me he acobardado y todo, jejejejejejjee! Es precioso! Te pierdes un pelín entre demasiadas fastuosidades verbales, pero si se lee despacio y con tranquilidad resulta maravilloso. Tienes una capacidad poética y mágica asombrosa, ¡haz el favor de desarrollarla! No es solamente un texto con muchas interpretaciones, sino que estéticamente, al ser leído, es una auténtica pasada. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, me alegra que te haya gustado, y ya sabes, esta es tu casa. Intentaré seguir tu consejo, gracias por los ánimos. Un abrazo :)

      Eliminar
  13. "Abriendo puertas", que cantaran Ojos de Brujo. Afortunadamente, tarde o temprano la vida nos conduce a conocer, a explorar, a vivir por más que nos resistamos. Afortunadamente, lo esencial no se puede controlar. Afortunadamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grandes ojos de brujo :) Afortunadamente, podemos elegir, muchas veces :)

      Eliminar
  14. Precioso texto Explo... me gusta porque es ambiguo, no se si es el comienzo de algo o el final... entrañable

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias :) Puede ser un comienzo o un final, tú decides...el texto cuando lo lees, ya es tuyo. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  16. Un mundo imaginado tras unas puertas que no quisieramos volver a traspasar de vuelta a éste otro, que ya parece menos real que los imaginados.

    Un texto sugerente y atractivo, Enhorabuena!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :) pero bueno, lo imaginado siempre tiene base real, así que debe ser posible volver a ellos ;)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  17. Pocas veces tropezaré con más sabias palabras que éstas. Creo que volveré a ellas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tuyas son. Muy honrado, muchas gracias, un abrazo ;)

      Eliminar