miércoles, 10 de octubre de 2012

Nueva entrada en la que el autor, llamado comunmente por estos predios "Explorador" por la fuerza de la costumbre en una convención que ha ido solidificando con el tiempo y acosado por demonios nocturnos trata de acallar sus voces maliciosas con una letanía calmosa y esperanzada, ante la posibilidad nunca confirmada del todo y para siempre, pero adoptada por los vericuetos de la costumbre, de que mañana vuelva a salir el sol y las cosas sigan, como se dice habitualmente, por su senda y cauce, y que éstos sean fructíferos, fértiles y llevaderos, ante la cumbre de otro nuevo día que habrá que escalar con audacia y fortaleza, entre otras consideraciones que pueden resultar extravagantes e inmaduras.

Entra la noche por los resquicios; traspasa persianas y luces que agonizan, tras parpadear para luego unirse a la negrura. Somos menos, o invisibles, los que aquí seguimos, perdiendo el tiempo, o ganando las dulzuras nocturnas del silencio. Pero a veces, pediendo el tiempo, sin más. Quiero irme a leer y a dormir. Porque es tarde y ya no quiero echarlo todo a perder. Hoy fue un buen día. Sonreí al menos diez veces, y cuando me sentía angustiado, era capaz de vencerme.

Estoy cansado, trato de pensar que mañana será aún mejor y me dispongo a entrar en un reino del que soy soberano absoluto, y en el que mis caprichos infantiles son aún gozosos. Mi único motivo era desearos buenas noches, amables lectores o caminantes que arribéis a este desvencijado pero orgulloso puerto. Esta noche y todas las que vengan. Nuevas nubes vendrán. Hasta mañana. Haz sonar tus rumores, luna. Derrama negrura, oh cielo. Y que en aventuras oníricas, llegue a esa tierra de promisión, y venza a lestrigones y a cíclopes, si se presentan. No creo que se atrevan. Voy a envolverme con la capa del recuerdo del atardecer y a fortalecerme para una nueva gozosa batalla llamada mañana.

Buenas noches a todos.Sed muy felices


Abrázame, oscuridad.



Lo mismo que un rey de la Naturaleza terrestre, la luz concita todas las fuerzas a cambios innúmeros, ata y desata vínculos sin fin, envuelve todo ser de la tierra con su imagen celeste -su sola presencia abre la maravilla de los imperios del mundo. Pero me vuelvo hacia el valle, a la sacra, indecible, misteriosa noche.

Novalis, Himnos a la noche, I


;)

42 comentarios:

  1. Buenas noches, que duermas bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Lo mismo para ti, espero que con un calor soportable :)

      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Las noches inolvidables son aquellas que encierran algún secreto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy sabio. Siempre hay secretos donde se los busca bien. Dejan de ser secretos, pero..son algo que se gana ;)

      Un abrazo, y gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. "A la mar fui por naranjas, cosa que la mar no tiene. Metí la mano en el agu, la ESPERANZA me mantiene" (Pedro García Cabrera). Lo mejor para ti y para tus noches. Con o sin sueños infantiles, detrás de la noche siempre ese nuevo día. Un abrazo evocador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, otro abrazo para ti :) y gracias por la frase.

      Eliminar
  4. Y yo después de esta nostalgia tuya...te contesto: Buenos días y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, todos los que vengan, y besos por toda esta semana sin contestar, y por las futuras :)

      Eliminar
  5. Bello texto para desearnos las buenas noches, con esta oscuridad derramada y la luna que deja un rumor en el cielo tan negro. Casi parece que te dispongas a caer por la noche, a enterrarte bajo sábanas a esperar aquellos días. Que sí, que volverán, cuando este cielo de acero se retire. Y estaremos aquí para celebrarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta la noche, no tanto como al protagonista del cuento de maupassant, pero casi. y es buen momento para escribir unas líneas. Claro que volverán, o han vuelto ya. A celebrarlo ;)

      Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Creeme que he escuchado nombres más largos que tu título. Aunque, este si es bien largo.
    Que sea así, buenas noches y buena suerte.
    Shanti Shanti Shanti. See ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Nombres propios? Juer, pues que tortura ;P Buena suerte para todos :)

      See you later ;)

      Eliminar
  7. La energía de la luz que cuando se diluye hace a la noche avanzar y a sensibles seres "explorar". Es la oscuridad con sus misterios, sus promesas, sus temores... es la noche.
    Precioso texto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Sí, es la noche :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  8. Lástima haberte leído con el sol fuera. Buenas (otras) noches!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches :) La imaginación puede hasta eclipsar el sol :)

      Abrazos

      Eliminar
  9. Amigo, cuántas referencias literarias. Adivino en tu prosa poética, o en tu poema en prosa, al Novalis que citas, pero también a Homero (¿o tal vez a Cavafis?) y a otros poetas que cantaron la noche y ese ansia de que el día de mañana sea mejor que el presente, el anterior o el postrero...

    Saludos y enhorabuena, Explorador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cavafis aparece, con sus lestrígones y cíclopes de camino a Ítaca. Bien visto ;) Gracias y nos leemos :)

      Eliminar
  10. Buenas noches irlandesas (¿o ya has vuelto?) de cielos cubiertos.

    Por cierto, te veo algo lacónico con el título (sonrío).
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volví, pero en cuanto pueda, vuelvo a volver ;PP

      El título se me fue de las manos :DD

      Un abrazo :)

      Eliminar
  11. Por muy larga y oscura que esté la noche, mira que mañana vuelve a salir el sol.. aunque he de confesarte que adoro esas horas nocturnas que tanta paz y tranquilidad me transmiten..
    Espectacular, como siempre..
    Besoteeees ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre vuelve a salir. Pero esas horas silenciosas y susurrantes molan ;)

      Pa espectacular, tú ;D

      Besos :)

      Eliminar
  12. Curioso: tu, dafd e Igor publicando temas con la noche/el sueño de hilo conductor. Llega el otoño... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que aún inconscientemente, uno llega a añorar la oscuridad y un poco de frío ;)

      Un abrazo :)

      Eliminar
  13. Cuanta belleza desprenden tus lineas, cuanta melancólica esperanza de nuevos días. La inspiradora noche tiene una magia especial, pero no puede competir con tus palabras.
    Enhorabuena por tu don.
    Buenos días y felices noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias..aunque creo que la magia de ciertas cosas va más allá de las palabras..y de las mías, más ;) Se agradece, que narices :D

      Un abrazo :)

      Eliminar
  14. El inspirador influjo de la noche, su tranquilo misterio, silencio profundo como su negrura...
    Me ha traído a la memoría tu texto, unas buenas letras del también nocturno Baudelaire:

    Cae la tarde. Un gran apaciguamiento se produce en los pobres espíritus fatigados por la labor de la jornada, y sus pensamientos toman ahora los colores tiernos e indecisos del crepúsculo.

    No obstante, desde lo alto de la montaña, a través de los transparentes vapores de la tarde, llega hasta mi balcón un gran aullido compuesto por una cantidad de gritos discordantes, que el espacio transforma en una lúgubre armonía como la de la marca creciente o la de la tempestad que se despierta.

    ¿Quiénes son los infortunados a los que la tarde no calma y que, como los búhos, toman la venida de la noche por la señal del aquelarre? Este siniestro ulular nos llega del negro hospicio posado en la montaña; y por la tarde, mientras fumo y contemplo el reposo del inmenso valle donde cada ventana dice: "Aquí reina la paz; aquí se gozan las dichas familiares", puedo yo, cuando el viento sopla de ese lado, mecer mi pensamiento atónito en esa imitación de las armonías del infierno.

    El crepúsculo excita a los locos. Me acuerdo de haber tenido dos amigos a quienes el crepúsculo enfermaba. Uno olvidaba entonces todas las relaciones de amistad y cortesía, y maltrataba como un salvaje a cualquiera que se le acercara. Yo lo vi arrojar a la cabeza de un maître d' hôtel un pollo excelente, en el que creía encontrar no sé qué insultante jeroglífico. La tarde, precursora de las voluptuosidades profundas, le estropeaba las cosas más suculentas.

    El otro, un ambicioso fracasado, volvíase, a medida que la luz menguaba, más agrio, más sombrío, más incómodo. Indulgente y sociable aun durante el día, era implacable al atardecer, pues su manía crepuscular se manifestaba rabiosamente no sólo a expensas de los demás, sino también a expensas de sí mismo.

    El primero murió loco, incapaz de reconocer a su mujer y a su hijo; el segundo lleva dentro de sí la inquietud de un malestar perpetuo y, aunque se viera gratificado con todos los honores que pueden conferir las repúblicas y los príncipes, creo que el crepúsculo seguiría encendiendo en él la quemante codicia de imaginarias distinciones. La noche, que insuflaba sus tinieblas dentro de aquel espíritu, ilumina el mío, y aunque no sea raro ver que la misma causa engendra dos efectos contrarios, esto me intriga siempre y despierta en mí algo como una alarma.

    ¡Oh, noche! ¡Oh refrescantes tinieblas! ¡Ustedes son para mí la señal de una fiesta íntima, Ustedes son la liberación de la angustia! ¡En la soledad de las llanuras, en los laberintos pétreos de una capital, centelleo de estrellas, explosión de reverberos, son los fuegos artificiales de la diosa Libertad!

    ¡Crepúsculo, qué dulce y tierno eres! Las rosadas lumbres que perduran en el horizonte como la agonía del día bajo la opresión victoriosa de su noche, las luces de los candelabros que manchan con un rojo opaco las postreras glorias del poniente, las pesadas colgaduras que una mano invisible corre desde las profundidades del oriente, imitan todos los complicados sentimientos que se disputan el alma del hombre en las horas solemnes de la vida.

    También se las podría comparar con esos extraños trajes de bailarina, en los que una gasa transparente y sombría deja entrever los amortiguados esplendores de una falda rutilante, como bajo el negro presente se trasluce el delicioso pasado; y las vacilantes estrellas de oro y plata que la realzan, representan los fuegos de la fantasía que sólo arden bien bajo el profundo luto de la Noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impresionante, lo mejor de la entrada..gracias ;) "los fuegos de la fantasía que sólo arden bien bajo el profundo luto de la Noche" que pasada... gracias de nuevo

      Y un abrazo :)

      Eliminar
  15. Buenas... como te envuelve la noche... espero q tus siguientes dias hayan sido efectivamente mucho mejores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron buenos... pero cando escribí eso tampoco estaba mal :) De cualquier forma,gracias por los buenos deseos, y bienvenida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Buenas... como te envuelve la noche... espero q tus siguientes dias hayan sido efectivamente mucho mejores

    ResponderEliminar
  17. Buenas... como te envuelve la noche... espero q tus siguientes dias hayan sido efectivamente mucho mejores

    ResponderEliminar
  18. Ya estás en la tierra de promisión, pero no eres capaz de verlo; nos ocurre a todos, Explorador, a todos. Cualquier emoción negativa está provocada por el miedo, cualquier emoción positiva viene del amor en todas sus vertientes. Cuando hay miedo, hay también ausencia de amor. En consecuencia, sólo existe una emoción: el amor.

    Precioso texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Bonita reflexión, e miedo como ausencia de amor...muy sugestivo.

      Un abrazo, y que vaya todo muy bien :)

      Eliminar
  19. Gracias por la lectura! Saludos desde Suecia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer y comentar :) Saludos desde España hacia ese hermoso país (no he estado, pero seguro que lo es) y bienvenido :)

      Eliminar
  20. ¡Pero bueno! De "buenas noches" así quiero yo el mundo lleno. Tienes la fortuna de mantener vivo tu reino, los deseos infantiles y el gozo.
    Aprovéchalos.
    Y, de vez en cuando, comparte.

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias, Luisa. Hay que plantarlo y cuidarlo bien, pero luego se disfruta ;) Intentaré compartir lo bueno que se pueda compartir... ;)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  22. Aunque no es una entrada cómica conseguiste hacerme reír con la primera parte, por alguna razón te imaginé proclamándolo a los cuatro vientos con voz profunda y pausada, algo así como un emisario medieval. Te quedó muy bien esa primera parte enhorabuena, en cuanto a la segunda comparto el sentimiento de que a veces es mejor apagar la luz y esperar que empiece un nuevo día. No conviene estropearlo con pensamientos oscuros que llegan cuando los rayos del sol no son capaces de calentar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar y comentar :) Quería hacer algo..ligero, sin más. Por fortuna no había pensamientos oscuros ;)

      Un abrazo :)

      Eliminar
  23. Y que las musas os guarden. ¿Cómo escribes tan bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que nos gaurden a todos..al fin y al cabo somos humildes blogueros, las necesitamos ;) Gracias por el elogio, la verdad es que aún me falta mucho..pero a veces uno se siente contento con el resultado. Y siempre agradecido por quien pasa y comenta.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar